viernes, 30 de diciembre de 2016

Solderless CrackleBox DIY


A continuación voy a explicar el proceso para montar una CrackleBox DIY sin necesidad de soldar en ningún momento.

La CrackleBox es un instrumento musical electrónico diseñado en los años 70 por Michel Waisvisz, un músico nacido en Holanda. Según la página web de Crackle.org,

El Cracklebox fue probablemente el primer sintetizador de audio analógico de teclado portatil con altavoz incorporado y su propia limentación eléctrica :) Hoy en día muchas personas se refieren a The Cracklebox como el arquetipo de 'glitch' o 'circuit bending'.

Antes de comenzar con las explicaciones me gustaría comentar cómo he llegado hasta este instrumento.

La ruta comienza en mi amiga @beatriz_cia, que es maestra de infantil y está muy interesada en la música electrónica y sus aplicaciones en el aula. Con mucha frecuencia me comenta sus ideas sobre el tema y cosas que aprende en distintas actividades, cursos y grupos de trabajo sobre la música electrónica y su didáctica, y un día me habló de una herramienta privativa orientada a la educación consistente en diferentes módulos ensamblables para generar un instrumento electrónico. Desde el primer momento me quedé con la idea de que se podría hacer algo similar con OSHW, y al ver este vídeo resumen de la OSHWDEM, en el minuto 1:10 me encontré con un proyecto alucinante que consistía en varios cubos que se unían para formar un instrumento electrónico \o/

Enseguida pregunté a @colepower, que había asistido al evento, y el me dio el nombre del proyecto: The Hypercubes, de Mateo Mena. La visita a la web fue divertida por el estilo con el que escribe Mateo, peeero el proyecto está en proceso de documentación (documentar es una tarea ardua) Aún así, no me fui de vacío, porque entre la bibliografía recomendada un título me llamó la atención: Handmade electronic music. Nicolas Collins, 2006

Es un libro difícil de conseguir (y caro) pero lleno de cosas molonas. En él descubrí la CrackleBox e inmediatamente tuve que buscar cosas en internet.

Una de las primeras entradas que encontré fue DIY Kraakdoos / Crackle Box, de Johan Boberg. En esta web Boberg reproduce el esquema de la CrakleBox con el permiso de Waisvisz para que pueda ser utilizado con fines no comerciales. En la página hace también algunas indicaciones útiles para reproducir el instrumento.

Y este ha sido el recorrido. ¡Gracias a todas estas personas que han contribuido a que pueda fabricar mi CrackleBox!

Y ahora, lo que tenéis que hacer para conseguir el vuestro, no sin antes comentaros que podéis conseguir el original aquí.

BOM
1

Placa protoboard de 170 puntos
1 R Resistencia 1 MΩ
2 C1, C2 Condensador cerámico 1nF
1 C3 Condensador cerámico 2n7F (2n2F en el esquema original)
1 C4 Condensador cerámico 100nF
1 C5 Condensador electrolítico 100μF
1 U1 Circuito integrado 709 (LM709, AU709...)
2 U2, U3 Transistor BC548 (BC547 en el esquema original)
2 U4, U5 Transistor BC557
1

Altavoz de 8Ω

1

Batería 9v

0,5 m

Hilo rígido 0.28 mm2

6

Jumpers de conexión macho-macho

1 m

Cinta adhesiva de cobre





Cinta adhesiva





Cinta aislante





Cartón


Este es el esquema de conexiones que hay que hacer en la placa protoboard:

Los condensadores C1 y C2 tendrán escrito el número 101, el C3 el número 222 y el C4 el 104. Hay que prestar especial atención a algunos componentes:
  • El circuito integrado tendrá una muesca semicircular en un extremo o un punto cerca de una de la patillas. Esa muesca o punto debe estar colocado hacia la parte izquierda de la placa protoboard.
  • El condensador C5 tiene polaridad, es muy importante colocarlo correctamente. La patilla negativa vendrá indicada por una franja de distinto color en el condensador. Esa patilla debe colocarse en la última fila de puntos de conexión de la placa.
  • Los Transistores deben colocarse con la parte plana, donde vienen las letras, orientada hacia ti, hacia la parte inferior de la placa
  • La resistencia y los demás condensadores no tienen polaridad, no importa donde coloque cada patilla.
Los pines de conexión negros representan los puntos de conexión conde se colocarán los jumpers que irán conectados a los puntos de contacto que servirán como "teclado" del instrumento, que estarán hechos con cinta adhesiva de cobre.
Aquí dejo una fotografía de la placa y las conexiones. Entre el esquema anterior y esta foto podréis conectar todo sin problema:

Los puntos pintados de negro son donde se conectarán los jumpers. Los verdes donde irán los cables de la batería y el altavoz. Así es como quedaría conectado:

Añadiendo los jumpers y tocando sus extremos ya tendríamos el instrumento funcionando, pero probablemente quieras ponerlo en una caja para facilitar el transporte, la conservación, el tocarlo... Yo hice una de cartón con esta plantilla:

El dejar nada más 4 cm en el extremo derecho fue porque esa es la solapa de cierre de la caja, pero resultó ser mala idea: al tocar el instrumento la tapa se hundía, así que yo hice una chapuza para evitarlo poniendo unos topes pegados al lateral.
Mejor hacerla de 4,5 cm para evitar este problema.
El siguiente paso es montar la caja. Para eso hay que marcar las líneas de pliegue con un boli, un destornillador o cualquier otro instrumento para facilitar el doblado.
Después, simplemente hay que pegar los puntos de unión con cinta adhesiva.

Una vez terminada la caja, pegué la placa protoboard y el altavoz al fondo con pistola de silicona caliente. También pegué una goma para sujetar la batería y que nos estuviera suelta por la caja.

Practiqué un agujero en la tapa de la caja para que pasaran los jumpers desde la placa hasta los puntos de contacto que servirán como "teclado", hechos con cinta adhesiva de cobre con un diseño inspirado en el de la CrackleBox original.
También hice unos orificios con un bolígrafo en la parte inferior para permitir que salga el sonido del altavoz desde el interior de la caja.

Para facilitar la conexión con los puntos de contacto, corté uno de los conectores de los jumpers.


Después de conectarlos a la placa protoboard e introducir  el otro extremo por la abertura practicada en la tapa, fijé cada jumper a uno de los puntos de contacto. Yo los coloqué de forma aleatoria, pero quizás sea buena idea, tras experimentar un tiempo con el instrumento, colocarlos de la manera que nos sea más cómoda o intuitiva para tocar el instrumento.

Terminé remetiendo la parte sobrante de los jumpers hacia el interior de la caja y cubriendo con cinta adhesiva el hueco y las conexiones. este es el aspecto final de la Solderless CrackleBox DIY:

Y aquí os dejo una prueba de sonido:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada